Apuntes del Congreso de Hipnosis en México


Si reflexiono sobre los pasados Congreso de Hipnosis Clínica y Curso de Hipnosis impartidos en la ciudad de Saltillo (Coahuila de Zaragoza, México) con la colaboración de la Universidad Autónoma de Coahuila (Facultad de Psicología) creo que se merecen un 10 de nota. Sí, un 10, sin sobrevalorar los resultados. Los ponentes al congreso pusieron el listón muy alto con sus exposiciones relativas a los usos de la hipnosis clínica. Personalmente aprendí mucho y muy variado.
Me admiró la presentación del Dr. Rubén Álvarez, con el que tuve el honor y placer de compartir ya en el anterior Congreso de Hipnosis Introspectiva Aureliana del año 2015, entonces en la capital mexicana. Su exposición teórico-científica sobre hipnosis con niños nos asombró por su valor pedagógico y sus evidencias científicas. Meterse en un quirófano y realizar intervenciones a niños con anestesia hipnótica hablan del valor y conocimientos de este importante representante de la medicina que, lejos de miedos y prejuicios típicos de los galenos, es un ejemplo para un verdadero científico. Aportó documentación amplia de las muchas intervenciones de clínicos.
El Dr. Rubén Sierra, un muy querido colega altamente instructivo con su ‘Hipnosis y la Espiral Límbica’, nos hizo comprender algunos de los aspectos básicos de cómo funciona la hipnosis a nivel cerebral. 
El Dr. Alejandro Fernández nos introdujo en los entresijos de la hipnosis forense y su utilidad en criminología. Las investigaciones realizadas en este campo, incluso con la CIA, deleitaron a los asistentes revelando usos de la hipnosis desconocida para el vulgo. Pronto me pondré en contacto con él y su equipo, porque creo que podemos colaborar y enriquecer nuestros conocimientos mutuamente. El Dr. Fernández se reúne regularmente con alumnos formados por él para seguir formándolos y en una ayuda-colaboración mutua; seguir en contacto hasta crear una verdadera escuela de psicoterapeutas en hipnosis. Excelente idea, me alegra saber esta noticia, ya que coincide con lo que venimos haciendo aquí también. Yo también me vengo reuniendo con “ex-alumnos” y trabajamos para nuestro propio hipnoanálisis personal. Nos ayudamos, colaboramos acerca del trabajo con los pacientes, aclaramos dudas, damos orientaciones, contamos y compartimos casos, resolvemos problemas propios de los recién iniciados en la terapia hipnótica y PNL (dentro de poco tiempo haré la tercera convocatoria que será “en un lugar de la Mancha de cuyo nombre sí tengo que acordarme”, entre el trinar de los pájaros y verdes viñedos).
Siguiendo con el congreso, también contó con la Licenciada Adriana Cadena, quien versó amenamente sobre ‘La Banda gástrica con hipnosis’. Fue bonito el reencuentro después de hacerlo también en la capital mexicana en 2015.
En un momento crucial del congreso, le tocó el turno para exponer su ponencia al Alma Mater del evento, D. Julio César Carranza: ‘Elimina el estrés con auto-hipnosis’. Me había asombrado ya el día anterior en otra plática que realizó junto a D. Luis Fallas en el Policlínico Tecnológico de Saltillo, ante un numeroso público interesados en estos menesteres del desarrollo personal. Allí había brillado en su discurso aderezado con toques de humor “a lo mejicano”, que hacían más atrayente el amplio temario de contenidos que fue exponiendo. En el congreso aportó datos importantes e ideas prácticas para saber manejar apropiadamente el susodicho compañero de viaje llamado estrés, un personaje interno que resulta muy familiar y que es el causante de muchísimos infartos y demás dolencias que terminan por llevarnos a la tumba prematuramente.
Por su parte, la Dra. Rosa Virginia nos hizo contemplar la hipnosis desde lo que ella llamó apropiadamente como ‘Vitalogía e hipnosis liberadora’. Concepto este que personalmente yo jamás había oído. O sea, que es verdad aquello de que “nunca a la cama te irás sin haber aprendido una cosa más”. Genial en la forma y en el fondo su ponencia y, sobre todo, eminentemente práctica, aquello que pasa del supuesto teórico a la comprobación práctica. ¿Acaso no es esto lo científico? Además, la Dra. Virginia, mi querida Rosa, me honró con su presencia durante todo el Curso de Hipnosis que yo impartí durante siete, intensos y altamente enriquecedores días. Sus sabios consejos y la confianza que ella depositó en mi labor pedagógica me sirvieron como impulso reforzador que me facilitó cumplir mi cometido cabalmente. 
También en el congreso, Omar Castillo y Evelyn Castillo expusieron magistralmente sus ponencias, eminentemente prácticas. ‘Hipnosis y sugestopedia en el aprendizaje acelerado’ e ‘Hipnosis en la salud y seguridad industrial’. De esto habíamos sabido poco, al menos el que esto escribe. Nos hicieron salir de patrones rígidos de actuación, nos descolocaron y nos hicieron retroceder a etapas infantiles o pre-adolescente de comportamiento, yo casi “reaparezco” deportivamente hablando y mi artrosis y hernia complementaria estuvieron a punto de dar con mis huesos en el duro suelo del salón. Astutamente he modelado algunas ideas geniales que ellos tuvieron la gentileza de enseñarnos y las pondré en práctica en mis próximos cursos. No me duelen prendas reconocer que he aprendido mucho de todos estos profesionales.
Y como colofón de este magnífico evento de hipnosis clínica, el prestigioso D. Luis Fallas. El poder de la mente en la toma de decisiones. Motivación personal y crecimiento personal, el desarrollo de la creatividad y el uso de las habilidades inherentes al servicio del logro de objetivos. No voy a repetir lo que él dijo. Entre otras razones, por que no soy capaz. Hay que verlo y oírlo, fantástica experiencia. Si llevamos el estado de conciencia apropiado su ponencia transforma al individuo que sepa escuchar. No me crean. Compruébenlo. Y D. Luis tuvo la gentileza de invitarme a participar de alguno de sus eventos, ni más ni menos que en la ciudad de Nueva York. Al principio no me lo creía. Luego evidencie que este señor es un hombre serio y de palabra. Sé que trabajar junto a él enriquecerá mi experiencia, tanto profesional como humanamente. Espero estar a la altura de su confianza en mi labor hipnótica.

2 comentarios:

  1. Gracias por compartir Horacio. Siempre tan generoso. Un fuerte abrazo de tu ya amigo Angel Nieto.

    ResponderEliminar
  2. Es más lo que recibo que lo que doy. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Lo más visto de este blog